Pilotos alemanes se niegan a operar vuelos de deportación de solicitantes de asilo afganos

AGENCIAS

  • Las autoridades han tenido que cancelar en los últimos meses más de 200 vuelos.
  • El Gobierno de Angela Merkel ha desvelado esta información en respuesta a una solicitud de La Izquierda.

Lufthansa

Las autoridades alemanas se han visto obligadas a cancelar en los últimos meses más de 200 vuelos de deportación a Afganistán de migrantes y solicitantes de asilo rechazados, ante la negativa de los pilotos a realizar esos trayectos, según informa la cadena Deutsche Welle.

El Gobierno de Alemania ha reconocido que 222 vuelos de deportación de afganos han sido suspendidos porque los pilotos decidieron no participar en esas operaciones con destino a Afganistán, un país considerado seguro por las autoridades alemanas, a pesar de la violencia que sufre desde hace décadas. La mayoría de esos vuelos eran de la compañía Lufthansa y su filial Eurowings.

El Ejecutivo ha desvelado esta información en respuesta a una solicitud del partido La Izquierda.

En la línea de ONG, médicos y otros sectores de la población, los pilotos acusan de hipocresia al Ejecutivo de Angela Merkel porque en la web del Ministerio de Relaciones Exteriores aconseja a sus ciudadanos que no viajen a Afganistán por la "masiva presencia de talibanes y fundamentalistas de Estado Islámico", según informa La Nación.

"Eso prueba que hay una corriente de rechazo cada vez más grande a esas reconducciones forzadas", afirma Birgitta Cos, militante de una organización de ayuda a los migrantes.